3 - En las aguas de la muerte


En las aguas de la muerte, sumergido fue Jesús,
mas su amor no fue apagado por Sus penas en la cruz.
Levantóse de la tumba, Sus cadenas quebrantó,
y triunfante y victorioso a los cielos ascendió.

En las aguas del bautismo hoy confieso yo mi fe:
Jesucristo me ha salvado y en Su amor me gozaré.
En las aguas humillantes, a Jesús siguiendo estoy,
desde ahora para el mundo y el pecado muerto soy.

Yo, que estoy crucificado, ¿cómo más podré pecar?
Ya que soy resucitado, santa vida he de llevar.
Son las aguas del bautismo mi señal de salvación,
y yo quiero consagrarme al que obró mi redención.

¿Ves algún error? escríbenos