24 - Cuando la trompeta suene


Cuando la trompeta suene en aquel día final,
y que el alba eterna rompa en claridad;
cuando las naciones salvas a Su patria lleguen ya,
y que sea pasada lista, allí he de estar.

Cuando allá se pase lista,
Cuando allá se pase lista,
Cuando allá se pase lista,
a mi nombre yo feliz responderé.

En aquel día sin nieblas en que muerte ya no habrá,
y Su gloria el Salvador impartirá;
cuando los llamados entren a Su celestial hogar,
y que sea pasada lista, allí he de estar.

Trabajemos por el Maestro desde el alba al vislumbrar,
siempre hablemos de Su amor y fiel bondad.
Cuando todo aquí fenezca y nuestra obra cese ya,
y que sea pasada lista, allí he de estar.

¿Ves algún error? escríbenos