106 - Placer verdadero es servir


Placer verdadero es servir al Señor;
no hay obra más noble, ni paga mejor.
ServirLe yo quiero con fe y con amor;
servirle prometo desde hoy.

¡Servir a Jesús! ¡ServirLe con fe!
¡Qué paga tan rica tendré!
No importa que sufra: sufrió Él por mí.
Sirviendo a Jesús, soy feliz.

Diré la verdad: Le seré siempre fiel;
no importa que todo lo pierda por Él,
riquezas eternas en Cristo tendré.
Desde hoy sólo a Él serviré.

El odio del mundo por Él sufriré,
pesada la carga sin duda será;
mas sé que Su gracia no me ha de faltar.
¡A Cristo hasta el fin serviré!

¿Ves algún error? escríbenos