206 - El Señor es mi Pastor


El Señor es mi Pastor,
me apacienta con amor:
en Sus pastos delicados paceré.
Descansando sin temor
al abrigo del Señor,
de las aguas de reposo beberé.

El Señor me pastorea,
nada aquí me faltará.
Junto a Él caminaré,
en Sus brazos confiaré,
nada del amor de Dios
me apartará.

Mi Pastor me guardará,
siempre me confortará,
por las sendas de justicia me guiará.
En el tiempo del dolor
me será Consolador,
en mi corazón Su paz infundirá.

¡Oh, cuán fiel es mi Pastor!,
¡cuán constante en Su amor!,
que mi copa rebosando siempre está.
Cuando en valle oscuro esté,
mal ninguno temeré.
Y a la casa de mi Dios iré a morar.

¿Ves algún error? escríbenos