216 - Grata certeza


Grata certeza: ¡soy de Jesús!,
hecho heredero de eterna salud.
Su sangre pudo mi alma librar
de pena eterna y darme la paz.

Esta es mi historia y es mi canción:
gloria a Jesús por Su salvación,
aun para mí fue Su redención,
¡bendita historia, bella canción!

Siempre sumiso a Su voluntad,
glorias celestes empiezo a gustar.
Cuanto más cerca sigo al Señor,
más goza mi alma Su amplio perdón.

Siempre confiando, encuentro en Jesús
paz, alegría, descanso y salud.
Del cielo mi alma llega a gozar,
mientras a Cristo logra mirar.

¿Ves algún error? escríbenos