218 - Ningún problema es tan grande


Ningún problema es tan grande que Dios no pueda arreglarlo.
Ninguna montaña es tan alta que Él no pueda moverla.
Ninguna tormenta es tan fuerte que Dios no pueda calmarla.
Ninguna tristeza es tan grande que Él no pueda aliviarla.

//Si Él sobre Sus hombros llevó el peso del mundo,
yo sé, hermano, que Él te llevará.//
Dijo: Venid a Mí todos los cargados,
y Yo os haré descansar.

¿Ves algún error? escríbenos