259 - No quiero ser oro ni plata


No quiero ser oro ni plata,
no quiero ser bronce ni cristal;
yo quiero ser barro
en Tus manos
para que Tú, Señor,
me puedas moldear.

Moldéame como Tú quieras:
no quiero hacer más
mi voluntad;
pues yo sin Ti
caminar no puedo:
eres Tú, Señor,
mis fuerzas al andar.

¿Ves algún error? escríbenos