295 - Muchas cosas preciosas


Muchas cosas preciosas
en el Reino tendremos:
una linda corona que será para mí.
¡Oh, qué feliz!, ¡oh, qué feliz!
Cuando estemos allá,
¡oh, qué feliz!
En las calles de oro,
¡qué contento estaré!
¡Oh, qué feliz!, ¡oh, qué feliz!
Cuando estemos allá,
¡oh, qué feliz!, todos juntos alabando
al Cordero de Dios.

¿Ves algún error? escríbenos