298 - Hay un dulce Espíritu aquí


Hay un dulce Espíritu aquí.
Y yo sé que es el Espíritu
de Dios.
Cada rostro muestra en su expresión
la dulzura de la gloria del Señor.

Dulce Espíritu, paloma de amor,
quédate aquí, lléname con Tu calor.
Dulce Espíritu, habita hoy en mí,
y renovado, vivificado,
podré salir de aquí.

¿Ves algún error? escríbenos