337 - Me hirió el pecado


Me hirió el pecado,
fui a Jesús,
mostréLe mi dolor;
perdido, errante, vi Su luz,
bendíjome el Señor.

En la cruz, en la cruz,
do primero vi La luz,
y las manchas de mi alma
yo lavé;
fue allí por fe do vi a Jesús,
y siempre feliz con Él seré.

Sobre una cruz,
mi buen Señor
Su sangre derramó
por este pobre pecador
a quien así salvó.
---
Venció a la muerte
con poder,
y el Padre Le exaltó;
confiar en Él es mi placer,
morir no temo yo.

Aunque Él se fue,
solo no estoy;
mandó al Consolador,
Divino Espíritu que hoy
me da perfecto amor.

¿Ves algún error? escríbenos