378 - Yo espero la mañana de aquel día


Yo espero la mañana
de aquel día sin igual,
de donde la dicha emana
y do el gozo es eternal.

Esperando, esperando
otra vida sin dolor,
do me den la bienvenida
de Jesús mi salvador.

Yo espero la victoria,
de la muerte al fin triunfar,
recibir la eterna gloria
y mis sienes coronar.

Yo espero ir al Reino
donde rige el eterno amor:
peregrino soy y anhelo
las moradas del Señor.

Pronto espero unir mi canto
al gran coro celestial,
y poder cambiar mi llanto
por un canto angelical.

¿Ves algún error? escríbenos