384 - Oh amor de Dios!, su inmensidad


Oh amor de Dios!,
su inmensidad.
El hombre no podrá contar
ni comprender la gran verdad:
que Dios al hombre pudo amar.
Cuando el pecar entró al hogar
de Adán y Eva en el Edén,
Dios les sacó, mas prometió
un Salvador también.

¡Oh amor de Dios!,
brotando está,
inmensurable, eternal.
Por las edades durará,
inagotable raudal.
---
Si fuera tinta todo el mar,
y todo el cielo un gran papel,
y todo hombre un escritor,
y cada hoja un pincel,
para escribir de Su existir
no bastarían jamás.
Él me salvó y me lavó
y me da el cielo además.

Y cuando el mundo pasará
con cada trama y plan carnal,
y todo reino caerá
con cada trono mundanal,
el gran amor del Redentor
por siempre durará.
La gran canción de salvación
Su pueblo entonará.

¿Ves algún error? escríbenos