397 - Oh gracia admirable


Oh gracia admirable, dulce es,
¡que a mí, pecador, salvó!
Perdido estaba yo,
mas vine a Sus pies;
fui ciego, visión me dio.

Oh gracia admirable, dulce es,
¡del cielo rico don!
Jesús me redimió:
Su sangre derramó,
la vida eternal me dio.

Oh gracia admirable, dulce es,
Jesús no me abandonó.
Su Espíritu me dio,
en mí vino a morar.
Oh dulce Consolador.

El pan y el fruto de la vid
yo tomo en Tu nombre hoy,
bendito memorial
de Quien me redimió.
¡Oh gloria al Salvador!

¿Ves algún error? escríbenos