464 - Como el ciervo brama


Como el ciervo brama
por las corrientes
de las aguas,
así clama por Ti,
oh, Dios, mi alma.

//Mi alma tiene sed
del Dios vivo;
¿cuándo vendré
y me presentaré
delante de Él?//

Espera en Dios,
porque aún he de alabarLe,
espera en Él, regocíjate
delante de Él.

Por qué te abates,
oh alma mía,
y te turbas dentro de mí.
Espera en Dios,
porque aún he de alabarLe,
espera en Él, regocíjate
delante de Él.

¿Ves algún error? escríbenos