493 - La más pequeña llama


La más pequeña llama
enciende un gran fuego,
que rápido se esparce
por donde va corriendo.
Así es el amor de Dios:
si lo has palpado,
acéptalo, y tú también
a otros pásalo.

Llegó la primavera:
los árboles y flores,
al despertar, alegran
los tristes corazones.
Así es el amor de Dios:
si lo has palpado,
acéptalo, y tú también
a otros pásalo.

Deseo para ti
esta felicidad.
Dependerás de Él
por donde tú vayas.
De las montañas gritaré:
quiero que sepas
que el Dios de amor
vino hacia mí.
Yo quiero hablar de Él.

¿Ves algún error? escríbenos