511 - En Jesucristo, mártir de paz


En Jesucristo, mártir de paz,
en horas negras de tempestad,
hallan las almas dulce solaz,
grato consuelo, felicidad.

Gloria cantemos al Redentor, que por nosotros quiso morir;
y que la gracia del Salvador siempre dirija nuestro vivir.

En nuestras luchas, en el dolor,
en tristes horas de tentación,
calma le infunde, santo vigor,
nuevos alientos al corazón.

Cuando en la lucha falta la fe
y el alma vese desfallecer,
Cristo nos dice: "Siempre os daré
gracia divina, santo poder".

¿Ves algún error? escríbenos