546 - Cuando puedo contemplar Tu luz


Cuando puedo contemplar Tu luz
y puedo escuchar Tu voz junto a mí,
tengo ganas de cantar y reír,
pues me siento muy feliz, oh, junto a Ti.

Yo no puedo comprender, oh, Señor,
todo lo profundo y grande que es Tu amor:
no se puede comparar con el mar,
ni con la grandeza del cielo azul.
De noche veo las estrellas brillar;
están tan lejos, que no las puedo alcanzar.
¡Oh!, nada soy, pero Tú estás conmigo.

Por amor bajaste del cielo hasta aquí,
la gloria dejaste por salvarme a mí,
y ahora yo camino contigo.

¿Ves algún error? escríbenos