785 - Ante el trono del gran Dios


Ante el trono del gran Dios
tengo un perfecto defensor,
un mediador llamado Amor
que siempre aboga allí por mí.
Grabado en sus manos estoy,
y escrito en su corazón;
vive en el cielo el Salvador,
//me guarda un sitio junto a Sí.//

Si Satanás me hace buscar
la culpa que hay dentro de mí,
alzo la vista y allí está
quien al pecado puso fin.
Mi alma es libre y es así,
porque mi Salvador murió,
le satisface al justo Dios
//mirarle y perdonarme a mí//

He aquí el Cordero que murió,
es mi justicia y perfección,
el inmutable Gran Yo Soy,
el Rey de gracia, gloria y paz.
Uno con Él seré inmortal,
su sangre mi alma redimió,
mi vida escondida está
// con Él, Jesús, mi Salvador//

¿Ves algún error? escríbenos