Nº 1433- 11 de Diciembre de 2011

Publicado por admin5122 en

La teología de la dominación promueve el individualismo para que no practiquemos la solidaridad con los oprimidos. “¡Cristo y yo, somos mayoría aplastante!” “San ‘Paramí’, que los demás santos no comen!”

De forma abierta o con suma sutileza enseñan a creer que el individuo es anterior a la sociedad, haciendo olvidar a los incautos, numerosísimos, que es en la sociedad, en la comunidad, donde el hombre y la mujer se personalizan. El acento se pone en la letra, no en el espíritu de la letra. Y en las iglesias se enseña lo que la Biblia dice, pero se oculta lo que nos quiere decir.

El adoctrinamiento es de cartilla, de catecismo superficial, sin profundizar en la religiosidad compartida con la comunidad. La prueba la tenemos en que mientras que hay comunidades de base y curas de base, no hay cosa semejante a congregaciones evangélicas de base y pastores de base.

El pietismo evangélico, aparentemente maravilloso en su aspecto doctrinal, termina por desenmascararse y resultar ser un elitismo que no permite el acercamiento de los más, y que expulsa sutilmente a quienes no dan la talla. Y me refiero a la talla impuesta por nosotros mismos, saturada de hipocresía y doblez, que no a la talla de Jesús de Nazaret, quien nos ha dicho “venid a mí todos…”

Quien se rebela contra la falsedad de la jerarquía, aparente o maquillada, pasa a ser un hereje, un pagano, un ateo, un difícil de tratar e incluso un poseído por el demonio. Esto ocurre especialmente contra aquellos que han cometido la osadía de creer su discurso cristiano y encarnar su mensaje evangélico.

El compromiso con el estado secular suele ser el copete de la tarta. La teología de la dominación y las iglesias que siguen su ruta no toman en cuenta el momento histórico, cultural, social, y ni siquiera el país en que actúan. Por eso su mensaje es un discurso ahistórico y acultural que sólo reproduce la historia de la dominación. Pero Dios sigue siendo amor.

Mucho amor. Joaquín Yebra, pastor.

 

Comparte
Categorías: Año 2011