Nuestro Barrio

Nuestro Barrio

En nuestro barrio, como en todos, hay personas con necesidad. Por eso desarrollamos dos labores de importancia crucial para tratar de ayudar en esos momentos difíciles.  

Un ministerio en el que estamos volcados casi la práctica totalidad de la iglesia. Cada viernes atendemos a más de 300 familias repartiendo alimentos. 

Desde el jueves a las 7am nuestros voluntarios sacrifican parte de su descanso, o su jubilación para ir al banco de alimentos, mercamadrid, grandes centros alimentarios para recoger toda la comida posible. 

El pasado 11 de enero hicimos un pequeño récord repartiendo más de 11.000 kilos de comida

El primer miércoles de cada mes nuestra capilla se convierte en unos grandes almacenes de ropa (no decimos la marca pero todos estamos pensando en Primark verdad?). 

Aunque no solo repartimos ropa, intentamos compartir de todo lo que los miembros de nuestra iglesia, y muchos vecinos, nos dan: pañales, juguetes para niños, muebles para bebés, cunas, etc. Todo lo que para nosotros deja de tener uso pero para alguien que no se lo puede permitir es un mundo. 

Si tienes algo que puedes compartir ponte en contacto con nosotros, seguro que podemos darle buen uso.

Porque no solo de pan vivirá el hombre. 

A cada persona que viene a recibir tanto ropa como alimentos tratamos de ofrecerle un tiempo de reposo y de conversación para poder hablarle de Cristo, pero sin obligarles. Entendemos que cada persona necesita su tiempo para entender el milagro del sacrificio de nuestro Señor.

0
Familias atendidas el viernes pasado
0
Personas atendidas el último día de reparto de ropa

Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.

No nos enorgullece que haya necesidad, nos alegra que podamos con los demás.

Comparte