Mente sana II

Publicado por Unánimes en

Sólo hay un Camino al Padre y el Camino es Cristo (Su mente, Sus palabras y Sus hechos). Todo en conjunto. Es inseparable. Seguro que muchos de nosotros comenzamos nuestra carrera con Cristo, sabiendo muy poquitas cosas, y esperando del Señor simplemente que nos prosperara en el mundo, en las cosas… Pero hemos de superar ese primer estadio (el de “dame cosas”). Después, generalmente, viene el de “dame salud” (cuando nos viene algo, la mayoría de las veces por no cuidar el cuerpo… por no hacer ejercicio, por ejemplo, y por llevar una dieta insana). Pero es en el tercer estado donde vamos a encontrar la salud completa que nos hace libres en Cristo Jesús para todo lo bueno, y es la prosperidad del alma, de la vida interior, de la mente que rige todo nuestro ser. Y eso sólo puede ocurrir cuando rendimos nuestra mente a la mente de Cristo. Cuando rendimos nuestros razonamientos ante la Palabra del Señor sin hacer excepciones que nos son molestas. Asumir la Verdad, toda la Verdad y nada más (y nada menos) que toda la Verdad. Tú sabes y yo sé que ahí radica toda la libertad real. Que será siempre libertad del pecado. “Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios” (3 Juan 11) Hoy tienes la oportunidad de ver al Señor en Jesucristo quizás como nunca lo has visto. Pídele al Señor que te revele Su rostro, porque el rostro es el espejo del alma… Que te revele el Señor Su mente. Dile que estás dispuesto a recibir, no un cachito de su mente, de su revelación, sino que quieres recibir una luz mayor, más completa. Porque siempre habrá más y más Luz porque Dios es Luz y es Eterno. Pastor Antonio Martín Salado