Nº 1516– 14 de Julio de 2013

Publicado por CC Eben-Ezer en

Un cristiano es un varón o una mujer que sabe que ha sido redimido, es decir, que su deuda ante Dios por su pecado, ha sido pagada por Jesús de Nazaret, quien derramó su sangre por nosotros en la Cruz del Calvario.

Un cristiano es un hombre o una mujer que ha reconocido su pecado, se ha arrepentido, es decir, se ha dado la vuelta dejando atrás una vana manera de vivir, y ha entregado su corazón a Jesucristo, recibiéndole como su único Señor y Salvador personal, eterno y todo suficiente.

Un cristiano es una mujer o un varón que ha tomado la decisión de seguir a Jesucristo todos los días de su vida, negándose a sí mismo, tomando su cruz y pisando las huellas de Jesús de Nazaret.

Un cristiano es un varón o una mujer que ha nacido de nuevo, de lo alto, de simiente incorruptible, del Espíritu Santo.

Un cristiano es quien ha recibido una nueva naturaleza como regalo divino en Cristo Jesús.

Un cristiano es quien se ha vuelto al Señor Enviador para pedirle ser enviado.

Un cristiano es quien se ha vuelto al Dios Enviado para pedirle que venga con nosotros.

Un cristiano es quien no busca éxitos sino vivir en fidelidad y obediencia a Jesucristo el Señor, amando y perdonando.

Un cristiano es alguien que no busca hacerse tesoros en la tierra, sino en los cielos, donde los ladrones no pueden robar ni la polilla destruir.

Un cristiano es un discípulo de Jesucristo que vive aguardando la esperanza bienaventurada y manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

Un cristiano es un pecador arrepentido, a quien la gracia soberana de Dios ha alcanzado con arrepentimiento y fe.

Mucho amor.  Joaquín Yebra,  pastor.