Nº 1.901 – 6 de Diciembre de 2020

«Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí (dice Jesús) porque digo la verdad, no me creéis.» (Evangelio de Juan 8:44 y 45)

El cristiano ha de vivir en el ámbito de la verdad. El dominio de la mentira es la atmósfera del diablo. Esto lo sabemos. Lo que me sigue sorprendiendo es que tantos supuestos cristianos sigan tragando con las mentiras más crasas. ¿Cómo se puede apoyar a un líder que tiene a la mentira como principal argumento? La Biblia dice que hay un poder engañoso sobre las mentes para creer la mentira. Ahora bien, si fueran auténticos cristianos, ungidos con el Espíritu Santo, con la Verdad que es Cristo en nosotros ¿cómo podrían ser engañados tan fácilmente? ¿Será que han mal entendido al Señor y Su Palabra? ¿Será que han reducido su fe a una mera creencia religiosa? ¿Dónde está el amor a la Verdad en tantos que siguen ciegamente a líderes claramente mentirosos e injustos? Dios abre la mente para descubrir la mentira, conociendo bien la Verdad. Si has sido regenerado por el Señor y Él te ha cambiado la mente ¿cómo es posible seguir creyendo la mentira? No creo que sea posible esto. Simplemente hay muchos aparentes cristianos engañados por el padre de mentira. Por medio de sus ministros mentirosos disfrazados de mensajeros de luz, el diablo sigue extendiendo la mentira y la injusticia aún en iglesias que se creen cristianas pero no lo son. Tengamos mucho cuidado, no sea que abramos la puerta a los que nos quieren traer otro Jesús y otro evangelio porque no hay más. Jesús es la Verdad y no hay mentira en Él. ¿Vas a seguir tragando mentiras? Si lo sigues haciendo, perderás la sensibilidad para distinguir entre la Verdad y la mentira.

Pastor Antonio Martín Salado