Nº 1.917 – 28 de Marzo de 2021

El Reino de Dios está dentro de nosotros. El Señor se mueve entre todos. Cuando nos reunimos en Su Nombre, hay poder y autoridad porque Él está gobernando a Su pueblo. Congregarnos juntos y unánimes nos ayuda a recuperar la armonía. El Señor nos da Su paz y Su gozo. Una paz inquebrantable y un gozo que nadie nos puede quitar. Y todo es por la visitación del Espíritu Santo que viene a vernos en los servicios de adoración, oración y predicación de Su Palabra. Damos gracias al Señor porque nunca nos falta Su presencia restauradora cuando nos reunimos en Su Nombre. Damos gracias al Señor porque nos está llenando cada día más de Él y rebosamos para que la bendición se extienda a otros que no le conocen. Que la gentileza del Señor y Su amor sean conocidos por todos los hombres, es nuestro trabajo diario. Sin el Señor no somos nada. No podemos hacer nada fructífero sin Su dirección. Estemos con quietud en la presencia del Señor y atentos a lo que se nos dirá. Mucha paz y mucho amor.

Pastor Antonio Martín Salado