Nº 1.918 – 4 de Abril de 2021

«Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.  Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.»

(1 Corintios 15:14-22)

Es muy difícil no hablar de la resurrección del Señor debido a la fecha del calendario. La resurrección de Jesús sigue siendo un hecho aceptado por millones pero también negado por muchos más. La distancia entre no creerlo y sí creerlo, se llama fe. El que lo cree tiene fe. El que no lo cree, no tiene fe. Los que niegan que Cristo resucitó desconocen que Jesús se apareció vivo a más de 500 personas a la vez. Se trata de un grupo demasiado numeroso como para dudar. «Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen.» 

(1 Corintios 15:6) 

Como Cristo resucitó, así también resucitarán los que murieron confiando en Él. Si tú que lees estas líneas, aún no crees en Jesús y en Su resurrección, hoy tienes la oportunidad de abrir tu corazón al Señor y pedirle que te muestre la verdad. Descubrirás porque Él se te manifestará que Jesús es el Camino y la Verdad y la Vida. Y que nadie llegará a nuestro Padre Creador si Cristo no lo lleva. Entonces tendrás fe porque Él mismo te la proporcionará. 

¡Feliz día de la resurrección de Cristo y feliz semana!

Pastor Antonio Martín Salado